Skip to main content

Elkarrekin logra un acuerdo para aplicar el Impuesto de Solidaridad y Grandes Fortunas en Euskadi

“Hemos avanzado en una cuestión tan importante como es la redistribución de la riqueza: que quienes más tienen sean quienes más paguen”, destaca David Soto tras el acuerdo alanzado con el  PNV y el PSE

“Sin duda, a Elkarrekin le hubiera gustado ir más allá con este impuesto, pero se ha conseguido la aplicación efectiva del impuesto en Euskadi y en unos términos más exigentes que los que pretendía el PNV, y eso es una gran noticia”

Elkarrekin ha llegado a un acuerdo con el PNV y el PSE sobre el Impuesto de Solidaridad y de las Grandes Fortunas, que se aplicará en Euskadi.

El acuerdo ha sido explicado esta mañana en una rueda de prensa en la que han participado David Soto (secretario de Organización de Podemos Euskadi), Arantza González (coordinadora de Ezker Anitza-IU de Gipuzkoa), Eneritz de Madariaga (portavoz de Elkarrekin en las Juntas Generales de Bizkaia) y Carmen Muñoz (coportavoz de Berdeak Equo).

En función del acuerdo, a partir de los 12,8 millones de euros se va a gravar con el 2% en Bizkaia y el 2,5% en Gipuzkoa y Araba, y desde los 14,5 millones se aplicará el tipo más alto del 3,50% en todos los territorios. Elkarrekin (coalición conformada por Podemos Euskadi, Ezker Anitza IU, Berdeak Equo y Alianza Verde) ha logrado que el impuesto se aproxime más al espíritu del impuesto estatal, que no es otro que cada uno aporte a las arcas públicas según su capacidad, para conseguir una sociedad más solidaria, menos desigual, más justa.

Por ello, Soto ha destacado que este acuerdo supone una muy buena noticia para Euskadi en un terreno tan trascendental como es el de la fiscalidad, y que afecta a las haciendas de los tres territorios vascos. “Gracias a este acuerdo hemos conseguido que se pueda aplicar en Euskadi el Impuesto de Solidaridad y de las Grandes Fortuna: esto es, hemos avanzado en una cuestión tan importante como es la redistribución de la riqueza: que quienes más tienen sean quienes más paguen”, ha resaltado.

Sin duda, a Elkarrekin le hubiera gustado ir más allá con este impuesto, pero se ha conseguido la aplicación efectiva del impuesto en Euskadi y en unos términos más exigentes que los que pretendía el PNV, y eso es una gran noticia. En este sentido, Soto ha puesto en valor el ejercicio de responsabilidad llevado a cabo por Elkarrekin para llegar a acuerdos entre fuerzas políticas diferentes que permitan mejoras para la ciudadanía vasca. 

“Tengámoslo por seguro: sin este acuerdo, sin el trabajo insistente de negociación de Elkarrekin, el Impuesto de Solidaridad y de las Grandes Fortunas no se hubiera aplicado en los diferentes territorios históricos, con el aplauso agradecido del PP. Demostramos que somos nosotras quienes realmente garantizamos la aplicación en Euskadi de los avances progresistas y de justicia social del Gobierno de coalición, algo que, como venimos comprobando, el PSE no es capaz”, ha aseverado Soto.

El secretario de Organización de Podemos Euskadi y parlamentario vasco ha destacado que Elkarrekin ha evitado que Euskadi haya dado un pasito más para asimilarse a la Madrid de Ayuso, ya que, de “no habernos empeñado en negociar para alcanzar un acuerdo el Impuesto de Solidaridad y de las Grandes Fortunas no hubiera salido adelante, con la consecuencia de que los grandes patrimonios vascos no lo pagarían”.

En este sentido, ha negado que este impuesto sea incompatible con el Impuesto al Patrimonio. “La estructura de éste se mantiene, y ahora incorporamos complementariamente el gravamen de tramos en grandes fortunas que antes se escapaban”, ha subrayado ante el argumento del PNV de que ya estaba el Impuesto de Patrimonio. “No hace ni dos meses, su propuesta, con el beneplácito del Partido Socialista, que lo aprueba en Madrid pero en Euskadi mira a otro lado en su seguidismo al PNV, era una versión light para Euskadi: suavizado, rebajado respecto a otras comunidades, para no incomodar a las grandes fortunas vascas”, ha señalado.

El acuerdo alcanzado se produce al margen de las negociaciones presupuestarias que Elkarrekin está llevando a cabo en los tres territorios, y que siguen su propio recorrido. 

Por su parte, Arantza González ha señalado que el acuerdo suscrito es un paso pero no resuelve el problema fiscal que existe en Euskadi. “Sabemos que hay mucho más por hacer en materia fiscal. Euskadi necesita una reforma estructural más amplia, con muchos más elementos que a día de hoy no se están abordando. Por ejemplo en materia de fiscalidad verde. La reforma fiscal es una asignatura pendiente en Euskadi”, ha constatado.

De este modo, ha abogado por acometer una reforma fiscal en profundidad para Euskadi que garantice la calidad de nuestros servicios públicos, que permita una redistribución equitativa del trabajo y de la riqueza, y que ofrezca más oportunidades para todos y todas, especialmente para los colectivos más vulnerables. Así Elkarrekin continuará por el camino de alcanzar una reforma tributaria que además construya un escudo fiscal contra la inflación. 

 PODEMOS Ahal Dugu

Recibe nuestros newsletters

Invalid Input
Invalid Input