Skip to main content

“El Ayuntamiento debe tener la capacidad de velar por la salud pública de todos los vecinos y vecinas”

Ana Viñals reclama una red de medidores de la calidad del aire en los barrios afectados por la actividad de Sader y Profersa

Elkarrekin Bilbao llevará al próximo pleno municipal de Bilbao una proposición para que se instale de manera urgente una red de unidades móviles de medidores de la calidad del aire en todos los barrios directamente afectados por la actividad de las empresas Sader y Profersa.

La coalición, que componen Elkarrekin Podemos, Ezker Anitza, Berdeak Equo y Alianza Verde, viene de largo mostrando su preocupación por este tema con distintas iniciativas. Su portavoz, Ana Viñals, ha explicado que “el Plan Especial de Punta Zorroza, cuya aprobación es fundamental para poder sacar de Bilbao a las empresas Sader y Profersa, se está desarrollando de manera extremadamente lenta”. “En consecuencia, todo parece indicar que estas empresas van a continuar operando en Bilbao más tiempo del recomendado”, ha afirmado.

Durante los últimos meses, ha aumentado la actividad de Sader, incrementando semanalmente el tratamiento de residuos con un potencial altamente contaminante. “Hace pocos días, se conocía del traslado desde Gipuzkoa a Bilbao de 3.400 toneladas de residuos peligrosos al año, que a su vez, habían sido vetados por el Gobierno de Navarra, debido a su peligrosidad”, ha expresado Viñals.

“Sader está aumentando el tratamiento semanal de lixivados, que son los líquidos que circulan entre los residuos que se encuentran en los vertederos. Hablamos de líquidos muy contaminantes, y que son considerados por los especialistas como un peligro para el medio ambiente y para la salud pública”, ha explicado la portavoz del grupo municipal.

Es por eso que, en el próximo pleno, el grupo municipal va a reclamar al Ayuntamiento que se coordine con el Gobiernoo vasco y solicite, de manera urgente, la instalación de una red de unidades móviles de medidores de calidad del aire en Zorroza, Ribera de Deusto y San Ignacio. “Mientras dure esta actividad de gestión de residuos peligrosos y con un potencial altamente contaminante, el Ayuntamiento debe tener la capacidad de velar diariamente por la salud pública de todos los vecinos y vecinas afectados directamente por dichas emisiones y malos humos”, ha afirmado Viñals.

 PODEMOS Ahal Dugu

Recibe nuestros newsletters

Invalid Input
Invalid Input