Skip to main content

Elkarrekin Podemos votará en contra de la nueva privatización de la gestión de los polideportivos de Irun

Este pleno abrirá la puerta a mantener un modelo de gestión de servicios públicos que no funciona. Un modelo que a lo largo de estos años ha estado marcado por la alta conflictividad en las condiciones laborales, subida de tasas sin previo aviso y falta de inversión en las instalaciones.

Elkarrekin Podemos votará en contra de esta propuesta, ya que “los negocios privados sobre servicios públicos deben acabar, puesto que no beneficia a la ciudadanía el seguir pagando para que una empresa pueda hacer negocio” ha dicho Nuño.

“La sorpresa salta con la convocatoria de la Comisión Informativa Extraordinaria de Impulso Ciudad, Cultura y Euskera” ha comenzado Nuño, Portavoz del grupo municipal Elkarrekin Podemos. En el próximo pleno se aprobará, previsiblemente, la propuesta de contratación de la gestión y explotación de las instalaciones de los polideportivos municipales de Artaleku y Azken Portu. Un modelo caracterizado por la búsqueda empresarial del beneficio económico y que va en detrimento, generalmente, de las personas usuarias de los polideportivos de Irun.

Con el anterior contrato se adquirió el compromiso dentro del equipo de gobierno de abrir el debate sobre las diferentes formas de gestión que pudieran establecerse para los polideportivos municipales. Sin embargo, “nos encontramos con un nuevo contrato donde se priman los negocios privados sobre servicios públicos” dice Nuño, quien aclara que esto “debe acabar, puesto que no beneficia a la ciudadanía el seguir pagando para una empresa pueda hacer negocio”.

“Se propuso incluir en el presupuesto de 2023 un estudio sobre el modelo de gestión de los polideportivos, pero el grupo socialista no quiso” aclara el portavoz de Elkarrekin Podemos en el ayuntamiento de Irun. Ese estudio hubiera sido el mejor pretexto para abrir un debate con los grupos políticos sobre cuál es la mejor manera de gestionar un servicio que ha sido rescatado en numerosas ocasiones con dinero público. “El equipo de gobierno no quiere abrir el debate porque significa aceptar que su modelo de ciudad no funciona” considera
Nuño, añadiendo que “el grupo socialista siempre se jacta de los pactos a la irunesa, pero cuando llegan los aspectos importantes se les olvida. Pacto a la irunesa para lo que interesa, no para lo importante”.

Con la enésima privatización del servicio público de los polideportivos se seguirán abriendo las puertas a la subida de tasas para que la empresa gane dinero a costa de la ciudadanía. Del mismo modo, se corta toda posibilidad de abrir el debate público dado que el contrato se firmará por un máximo de cuatro años. “Visto lo que ha pasado durante estos años, el gobierno municipal propone un contrato de larga duración pensando que es la manera de acabar con los problemas, pero consideramos que es erróneo” asegura Nuño, ya que “el
conflicto ha estado presente y, visto lo visto, seguirá presente por la incapacidad del gobierno de tomar una decisión valiente y devolver a la ciudadanía el control de sus polideportivos. En definitiva, insistimos, el pacto a la irunesa para lo que interesa” ha finalizado.

 PODEMOS Ahal Dugu

Recibe nuestros newsletters

Invalid Input
Invalid Input