Skip to main content

Elkarrekin Irun ha votado en contra de la subida desmesurada de las tasas e impuestos

Con el nuevo año, la subida del 18% del polideportivo ha supuesto un duro golpe para la ciudadanía. “Votamos en contra de una subida generalizada de tasas e impuestos, porque entendíamos que no era el momento adecuado” ha dicho Thania Pazos, portavoz suplente.

Elkarrekin Irun denuncia que, en el caso de los polideportivos, las tasas sufrieron un aumento enorme desde que se privatizó la gestión. En concreto, “un 83% de 2012 a 2013 pasando de 32,75€ el trimestre a costar 60”.

El nuevo año ha traído una sorpresa mayúscula en los usuarios de los polideportivos de Irun. Una subida que se une a las demás tasas e impuestos aprobados en el pleno de octubre de 2023 por Socialistas de Irun y EAJ-PNV con la abstención de EH Bildu y PP. El único partido que criticó la subida por no ajustarse a la realidad irunesa y, en consecuencia, votó en contra fue Elkarrekin Irun, la coalición conformada por Podemos, Ezker Anitza-IU y Alianza Verde.

Elkarrekin Irun trabajó en una propuesta que presentó para que la ciudadanía irunesa no sufriera aún más las consecuencias de situaciones que “con ir al supermercado cada día demuestran que no las hemos superado, ya que cada día la vida está más cara” ha dicho Thania Pazos, portavoz suplente de la coalición. La pérdida de poder adquisitivo de las familias en Euskadi ha sido del 5%, “la misma cantidad que han subido tasas e impuestos de manera general” continúa Pazos.

“Frente a la subida generalizada, era el momento de una nueva congelación generalizada de tasas e impuestos para 2024” ha dicho la portavoz, quien ha destacado que “era una de las maneras de amortiguar esta pérdida de poder adquisitivo”. Si bien no es la única de las tasas que ha subido, la de los polideportivos ha sido una de las más dolorosas. Sin embargo, esta no es la primera vez que sube. De hecho, las subidas de los abonos trimestrales entre 2001 y 2012 no superaron el 5% de media.

“Esto se debe a que la gestión del servicio municipal deportivo era pública en el caso de Artaleku, mientras que en el caso de Azken Portu, a pesar de haberse privatizado la gestión desde el principio, el precio de los abonos se fijaba en las ordenanzas fiscales de cada año” dice Thania Pazos. Desde 2013, año en que ambos polideportivos pasaron a gestionarse de forma privada, los abonos trimestrales sufrieron una subida del 83%, pasando a costar 60€ al trimestre según el pliego de condiciones. “El modelo de gestión privatizadora daña a la población” recalca Pazos.

“Esto es lo que pasa cuando un servicio público pasa a ser privado, que deja de tenerse en cuenta el propio servicio para convertirse en un negocio” sentencia Pazos. Elkarrekin Irun ha defendido que este no es el camino, que la importancia de los servicios públicos es capital para el desarrollo de la ciudadanía. “Es el modelo de ciudad que defendemos, con servicios públicos de calidad que no premien a las grandes empresas. Cuando llegan este tipo de problemas, el gobierno municipal se escuda en que el resto de partidos lo aceptaron, algo que no es verdad, puesto que votamos en contra. Este modelo de ciudad que se lleva desarrollando décadas en Irun, ya no funciona”.

 PODEMOS Ahal Dugu

Recibe nuestros newsletters

Invalid Input
Invalid Input