Skip to main content

Elkarrekin Irun apuesta por una movilidad sostenible, justa y ambiciosa

Irun ha vivido la semana de movilidad en la que se han visto distintas acciones y actividades con el objetivo de hacer pedagogía sobre la movilidad sostenible.

“Tenemos que apostar por un transporte público muy atractivo, tan atractivo que invite a usarlo” ha dicho David Nuño, portavoz de Elkarrekin Irun.

Una ciudad que apuesta por la movilidad sostenible es aquella que permite desplazamientos de la manera más limpia y ecológica posible, sin entorpecer el día a día de la ciudadanía. Sin embargo, en el desarrollo de las ciudades no ha primado una movilidad sostenible sino la lógica de una sociedad neoliberal donde prima el mercado. Es por ello por lo que no
podemos revertir en una década el desarrollo urbano de tres, como decididamente apuestan por hacer.

Elkarrekin Irun considera que no hay ambición sino parches puntuales en materia de movilidad sostenible. De hecho, la sensación en muchas ocasiones es que no están enfocados adecuadamente hacia una transición ecológica y justa. Y esto conllevará factura social. “En el ayuntamiento se nos ha llenado la boca con grandes palabras como el pacto de los alcaldes, el PMUS (Plan de Movilidad Sostenible) o la ZBE (Zona de Bajas Emisiones), pero la realidad es mucho más dura” ha dicho David Nuño, portavoz de la coalición conformada por Podemos, Ezker Anitza-IU y Alianza Verde.

El PMUS, que va a reconfigurar de arriba a abajo toda la movilidad de Irun y que se comenzó a trabajar en el anterior mandato, se dejó de lado por las elecciones municipales, al igual que la ZBE. “Es algo que sólo han aplicado ocho municipios en España y que una vez más, el tacticismo electoral ha hecho replegar las velas de los Ayuntamientos, aunque según la UE sea obligatorio aplicarla en el 2023” ha continuado Nuño.

Elkarrekin Irun cree firmemente que con pequeñas y aisladas modificaciones no se van a conseguir cambios de calado. Esto se debe, según el portavoz municipal, a que “si vamos al fondo de las cuestiones que plantean la aplicación de estas medidas, nos daremos cuenta de que prima el mercado”. Es decir, los problemas de fondo causantes del cambio climático son los que hay que atacar, “no cambiar los hábitos de consumo” dice.

Elkarrekin Irun apuesta por:

*La electrificación de las líneas de buses existentes, pero también por aumentar las frecuencias y seguir abaratando el coste del billete.

*Repensar la ZBE, puesto que invita a que la ciudadanía cambie la flota de vehículos de combustión por eléctricos. Esta cuestión plantea muchas dudas, puesto que el mantener
una flota pública de vehículos puede ser deseable, pero teniendo en cuenta que la producción de coches eléctricos y la gestión de residuos, principalmente de las baterías y
sus componentes, no son ecológicos.

*Una red de bidegorris que no converja con la carretera para aumentar la seguridad y que por fin conecte Irun de manera efectiva.

También es obligatorio buscar alternativas en materia de movilidad sostenible para las personas que trabajan fuera de Irun y se ven obligadas a realizar desplazamientos kilométricos. “A estas personas, cerrar los tres carriles del Paseo Colón no les afecta lo más mínimo en su día a día, no se les puede hablar de movilidad sostenible cuando no tiene más opción que utilizar el vehículo privado”.

Elkarrekin Irun cree que es muy difícil avanzar en una movilidad sostenible sin resolver los problemas que plantea. Por ejemplo, el aparcamiento. Uno de los grandes ejemplos de parches en materia de movilidad, una solución pensada para el mercado y no por el bien común: la OTA y los parkings subterráneos. El aparcamiento que existe debe regularse de otra forma, donde se beneficien las personas que viven en nuestros barrios creando más aparcamiento para residentes.

“Entendemos que la apuesta adecuada en la movilidad sostenible consiste en no diseñar una ZBE restrictiva que obligue a los vecinos que no tengan recursos y, sí obligación de emplear el coche, a que se cambien a eléctricos. Y apostar por un transporte público ecológico, con frecuencias y conexiones adecuadas, con un precio ridículo. De tal manera que no obliguemos a la ciudadanía a realizar cambios que quizás no puedan llevar a cabo. Es mejor invitar a la ciudadanía a emplear el transporte público teniendo las mejores conexiones mediante bus y trenes. Un transporte público muy atractivo, tan atractivo que nos invite a emplearlo.” ha finalizado Nuño.

 PODEMOS Ahal Dugu

Recibe nuestros newsletters

Invalid Input
Invalid Input