Skip to main content

La casa de las mujeres: un espacio feminista en el corazón de Irún

“Solo queda que el espíritu participativo, plural y amplio con el que se ha desarrollado hasta ahora todo el proyecto siga vigente y que el nuevo equipo de Gobierno sepa estar a la altura de lo que el movimiento feminista y la defensa de la Igualdad exigen”

La Casa de las Mujeres de Irun tiene ya su sede física, tangible, visible y real en el corazón de Irun, en la Plaza Istillaga del barrio de Santiago. Lo que hace cuatro años parecía un objetivo casi inalcanzable, es hoy un hecho consumado gracias al impulso del movimiento feminista y la determinación de Elkarrekin Podemos IU en el gobierno municipal, al frente de la Delegación de Igualdad. Sin embargo, es muy necesario recordar cual ha sido el camino de este proyecto, desde sus primeros pasos.

Aunque poner una fecha inicial concreta es difícil, podríamos empezar por el año 2011, cuando el movimiento feminista del Bidasoa dio los primeros pasos para crear una Casa de las Mujeres comarcal, con el apoyo de la Diputación Foral de Gipuzkoa. Aquel primer intento no llegó a materializarse en un proyecto definido y en 2014 varias asociaciones feministas de Irun volvieron a pedir al Ayuntamiento de Irun que impulsara una Casa de las Mujeres para el municipio. Dicho objetivo fue recogido en el IV Plan de Igualdad municipal de 2018, asumiendo así el compromiso por primera vez desde la institución local en su hoja de ruta en materia de Igualdad. 

Llegó el 2019 y, con el cambio de corporación municipal tras las elecciones, Elkarrekin Podemos IU acordó una partida presupuestaria destinada a desarrollar el proceso participativo para definir el proyecto de la Casa de las Mujeres de Irun y, con esa apuesta sobre la mesa, en 2020 se dio inicio al proceso. Lamentablemente, el proceso tuvo que paralizarse debido a las restricciones por la Pandemia de la Covid19 y a la falta de un compromiso firme del gobierno socialista con el proceso. 

Ese mismo año, Elkarrekin Podemos IU negoció la entrada en un gobierno de coalición, asumiendo la delegación de igualdad y dando concreción al compromiso con el proyecto de la Casa de las Mujeres. De hecho, fue en los presupuestos de 2021 cuando se fijó la ubicación de la futura Casa de las Mujeres en el local de la plaza Istillaga, además de dar un impulso claro e inequívoco al proceso participativo, esta vez de la mano de las asociaciones feministas representadas en la Comisión de Igualdad del Ayuntamiento.

El proceso participativo tuvo tres sesiones online y siete presenciales de casi cuatro horas cada una. Participaron asociaciones y mujeres a título individual; estuvieron presentes en todo momento la delegada de Igualdad, Miren Echeveste, y el técnico de Igualdad, Koldo Zabala, para garantizar la escucha activa del Ayuntamiento; acudieron el estudio de arquitectura para definir el diseño del propio local; se trabajó de manera intensa en concretar las necesidades de la futura Casa; se crearon fuertes lazos y sinergias entre las participantes y, finalmente, se dio el primer paso para la creación de la asociación que estaría encargada de cogestionar el equipamiento con el Ayuntamiento.  

Definitivamente, es deseo de todas que la Casa de las Mujeres de Irun y la asociación Irungo Emakumeen Etxea sean un instrumento para que las mujeres tengan voz oficial y se organicen conjuntamente, y se trabaje por el feminismo y la igualdad en Irun. 

Sin duda, si Elkarrekin Podemos IU no hubiera entrado al gobierno, si no hubieran asumido la delegación de Igualdad y si no se hubiera fortalecido la relación entre el Ayuntamiento y el movimiento feminista, la Casa de las Mujeres de Irun no estaría hoy abierta. También hay que recalcar el modelo de gestión de Irun, un modelo de cogestión a través de un convenio entre el Ayuntamiento y la Asociación Irungo Emakumeen Etxea que, por un lado, dará estabilidad y solidez al proyecto y, por otro, garantizará que la voz de las usuarias y socias de la asociación marquen el rumbo de la Casa.

Este convenio es la demostración de la voluntad de ambas partes de trabajar conjuntamente: la parte institucional y la parte social, ambas de la mano y con el apoyo de todos los partidos representados en el Ayuntamiento. Solo queda que el espíritu participativo, plural y amplio con el que se ha desarrollado hasta ahora todo el proyecto siga vigente y que el nuevo equipo de gobierno sepa estar a la altura de lo que el movimiento feminista y la defensa de la Igualdad exigen.

 PODEMOS Ahal Dugu

Miren Echeveste, portavoz de Elkarrekin Gipuzkoa

01 Noviembre 2023

Articulos relacionados

Recibe nuestros newsletters

Invalid Input
Invalid Input